Pasos-para-el-cuidado-de-las-cuticulas-de-tus-unas

Pasos para el cuidado de las cutículas de tus uñas

Son, muchas veces, las grandes olvidadas en la foto final de una manicura perfecta. Y esto ocurre porque el cuidado de las cutículas es la parte menos creativa del ritual de belleza de nuestras manos. Pero ten en cuenta que esas pieles blancas juegan un papel fundamental en la salud de las uñas. Así que hoy te contamos todo sobre qué son, cuál es su función y cómo debemos tratarlas.

Qué son las cutículas y por qué hay que cuidarlas

cuidar la cuticula

La cutícula es la capa de piel inerte que se encuentra justo en la raíz de las uñas (o matriz). Ejerce de escudo protector natural frente a la suciedad, bacterias, hongos y posibles infecciones. En ocasiones, se reseca muchísimo y puede levantarse, dando lugar a los molestos padrastros y pequeñas pieles que tanto deslucen nuestras manos. Por consiguiente, el cuidado de las cutículas es esencial para mantener unas uñas fuertes, sanas y de aspecto envidiable.

 

Cómo cuidar las cutículas para una buena manicura

No las elimines: Dada su necesaria labor de barrera, es del todo inconveniente que las elimines. Si lo haces, se puede dañar la matriz y la uña crecerá deformada, además de provocar en esta la aparición de inflamaciones, hondonadas y puntos o líneas blancas. Sin embargo, es cierto que, en ocasiones, esas capas de piel son muy gruesas y afean las manos. ¿Qué hacer entonces? Un buen cuidado de las cutículas no está reñido con una manicura limpia, y ahora lo veremos.

Recórtalas con mimo: Para conseguir unas uñas despejadas y largas que luzcan mejor el esmalte, nos basta con recortar las cutículas lo mínimo y sin brusquedad. Aplica en ellas un gel removedor cutículas con astringentes naturales para reblandecerlas y déjalo actuar. A continuación, empuja suavemente las pieles muertas hacia la base de la uña con un empujador de acero. Finalmente, ayúdate de unos alicates especiales para cortarlas suavemente y sin pasarnos. De este modo, el cuidado de las cutículas no afectará a su crecimiento natural y las uñas podrán brillar en todo su esplendor.

Hidrátalas a diario: Una vez te hayas deshecho de las partes más estropeadas, lo único que necesitarás para el cuidado de las cutículas es una excelente hidratación. A diario y con constancia, ya que estas también están formadas por células epiteliales y, por tanto, tienden a secarse. Sobre todo, utiliza productos específicamente formulados para nutrirlas, suavizarlas y fortalecerlas y que, a su vez, favorezcan el crecimiento saludable de la uña. Aplícalos sobre ellas y masajéalos hasta que se absorban por completo.

Completa la rutina del cuidado de las cutículas con una crema de manos de fácil absorción y de textura ligera y suave. Y recuerda emplear guantes siempre que manipules productos de limpieza, ya que son muy abrasivos.

Con este post hemos aprendido que salud y belleza son dos conceptos que van de la mano. En Material Estética encontrarás los mejores productos del mercado para cuidar y embellecer tus uñas, para que crezcan y se desarrollen sin imperfecciones. ¡Para que deslumbren!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte en ...

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
ME

ME

¿Quiere comprar nuestro material?

un comercial se pondrá en contacto con usted