Filtros

Corriente galvánica para un rostro renovado

Estos tratamientos consisten en aplicar corriente galvánica en la piel de la cara para lograr grandes resultados en limpieza facial.

galvanic beauty treatment

Los equipos de corriente galvánica usan dos diodos con forma de rodillo o bola que generan un flujo sostenido de electrones de un polo positivo al otro negativo. Así, mediante la iontoforensis (o traslado de iones), se facilita la penetración de activos en la piel para realizar tratamientos de limpieza facial profunda.

Tratamientos con corriente galvánica

Antes de comenzar cualquier tratamiento, la piel debe lavarse y secarse bien. Así se evita que  penetre en la piel cualquier suciedad o producto que no sea la loción del tratamiento.

A continuación, se aplica sobre la piel la loción más adecuada según el tipo de tratamiento. Esta loción iónica tiene una carga eléctrica que permite que se desplace hacia el polo de signo contrario, atravesando la piel.

Cómo funciona la corriente galvánica (iontoforensis)

Desincrustación

Se aplica una loción de pH alcalino (pH mayor que 7 ) sobre la zona a tratar y se aplica la corriente con la polaridad correspondiente. El flujo continuo de energía facilitará la penetración de la loción en la piel, que ablandará y licuará el sebo acumulado en los folículos de pieles grasas. Si se trata de una piel seca, el tratamiento estimula la circulación de la sangre.

Ionización (penetración)

Se aplica una loción de pH ácido (pH menor que 7) sobre la zona a tratar y se selecciona la polaridad del equipo para el tratamiento de ionización. La energía continua potenciará la penetración de los activos de la crema en la piel. Este modo cierra los poros después de un tratamiento facial. También disminuye el enrojecimiento de la piel tras un tratamiento de acné, espinillas y manchas.

Las sesiones suelen durar de 10 a 15 minutos, durante un máximo de 3 veces por semana.

Equipo galvánico profesional

Equipo de corriente galvánica para estética profesionalEn materialestica.com podrá encontrar este equipo, que ha sido diseñado específicamente para profesionales de la estética. Dispone de dos electrodos para colocar dos rodillos o dos bolas, según el tratamiento. Además, dispone de un electrodo recto que debe sujetar el paciente, ya que funciona como toma de tierra, es decir, cierra el circuito y permite la aplicación de energía.

Esta máquina es segura, ya que emite una corriente eléctrica de baja potencia (5 W) y de baja intensidad (30 · 650 microAmperios) . Los tratamientos con corriente galvánica son indoloros, no invasivos y muy eficaces en aplicaciones locales.

La máquina usa dos electrodos, uno con polaridad positiva y el otro con polaridad negativa. Bajo el polo positivo se produce una vasoconstricción, se libera oxígeno y coagula las proteínas. Bajo el polo negativo ocurre lo contrario: se libera hidrógeno y es vasodilatador.

Beneficios de los tratamientos galvánicos

El principal beneficio es que se produce una limpieza de la piel en profundidad. La piel de la cara es la que más está expuesta y sufre con la radiación solar, la contaminación e incluso con el maquillaje. Con los tratamientos de corriente galvánica se consigue una verdadera limpieza, ya que se consigue que la loción limpiadora y con nutrientes sea absorbida por la piel.

Además, estos tratamientos mejoran la micro circulación de la piel, tonificándola; mejorando su textura y suavidad.


 Opiniones

Atención al cliente
(+34) 972 109 109
WhatsApp
+34 627 033 224
Email
info@materialestetica.com
Horario
L - V: 9h a 13h y 15h a 19h