¿Te ayudamos? (+34) 972 109 109

Buscar
Entra o regístrate
 

Filtrar por

Marcas
Precio
3 80
Tipo Kit
ver más ver menos
Potencia
ver más ver menos
Capacidad
ver más ver menos
Contenido
ver más ver menos

Parafina

Los tratamientos de manicura y pedicura van más allá de adornar las uñas con gel de uñas, acrílicos, acrigel, esmalte de uñas y otros muchos productos. Los profesionales de los centros de estética también cuidan la piel de las manos y de los pies, y uno de los tratamientos más habituales a este respecto son los baños de parafina.

Los baños calientes de parafina, también conocidos como parafinoterapia, se circunscriben en las denominadas termoterapias (terapias de salud y belleza no farmacológicas que emplean el calor con propósitos terapéuticos). Como indica su nombre, consiste en sumergir una parte del cuerpo (en este caso, las manos y/o los pies) en este producto, pero, ¿qué es la parafina?

La parafina es un derivado del petróleo o de ciertos tipos de carbón con un aspecto y textura similar al de la cera, con una temperatura de fusión que ronda los 50 grados. Una de las propiedades más apreciadas de este material es que almacena muy bien el calor, cualidad imprescindible para llevar a cabo este tratamiento.

El primer paso es introducir la parafina en un calentador de parafinacomo el que tenemos en nuestra tienda online. Este aparato fundirá la cera hasta convertirla en parafina líquida y la mantendrá a la temperatura adecuada.

Cuando esté totalmente derretida, el cliente debe introducir las manos o los pies de 1 a 3 veces hasta que la parafina los haya cubierto por completo. A continuación, para retener el calor, se cubre la piel con una bolsa de plástico de parafinay unas manoplas para las manos o unos patucos para los pies.

Pasados unos 15 minutos, se puede retirar todo. El cliente comprobará que las manos lucen rejuvenecidas, profundamente hidratadas y nutridas. ¿Cómo es posible?

Como hemos mencionado anteriormente, la parafina retiene muy bien el calor. Ese calor actúa de vasodilatador, lo que provoca que la humedad de las capas inferiores de la piel suba y trate de escapar al exterior. Sin embargo, la parafina endurecida es impermeable, y esa humedad no puede salir, por lo que vuelve a la piel, hidratándose en todos los niveles.

A parte de ser un tratamiento de estética infalible para combatir la sequedad extrema y el envejecimiento de la piel, también puede ayudar a aliviar dolores musculares y/o articulares, tales como los de la artrosis, la artritis, las dolencias articulares o los juanetes, ya que el calor actúa como analgésico.

Si quiere conseguir todo lo necesario para hacer unos baños calientes de parafina de primera, no se pierda los productos de nuestra tienda online.

© 2021 - MaterialEstetica

Paypal Mastercard Click Canarias Visa Klarna