¿Te ayudamos? (+34) 972 109 109

Buscar
Entra o regístrate
 

Filtrar por

Marcas
Precio
0 990
Tratamiento
ver más ver menos
Equipos
ver más ver menos
Contenido
ver más ver menos

Electroestimulación

La electroestimulación, o gimnasia pasiva, es una técnica que utiliza la corriente eléctrica para provocar una contracción muscular, produciendo así un efecto de entrenamiento muscular. Su uso es estético, deportivo o terapéutico. Se utiliza principalmente para combatir la flacidez, para rehabilitación y el tratamiento del dolor.

¿Qué es el electroestimulador?

Le electroestimulación es una técnica muy utilizada en el ámbito del fitness y la estética. Se trata del uso de aparatos que, mediante impulsos eléctricos, provocan contracciones musculares y, como consecuencia, un efecto similar al que se obtendría ejercitando los músculos.

¿Cómo funciona?

A través del uso de un electroestimulador envía impulsos eléctricos a los músculos, lo que provocan contracciones musculares y como consecuencia un efecto similar al que se obtendría ejercitando los músculos.

¿Qué electroestimulador comprar?

A la hora de elegir un aparato de electroestimulación se recomienda acudir a profesionales expertos como nuestro equipo donde te aconsejaremos para poder escoger el mejor para tus necesidades. En Material Estética contamos con productos de alta calidad que se adaptan a diferentes necesidades. Te recomendamos que veas los detalles del electroestimulador profesional que tenemos disponible.

¿Para qué sirve? Beneficios e Indicaciones de la Electroestimulación

  • ​Mayor activación muscular y, por tanto, mayor contracción de las fibras. Se llegan a alcanzar fibras que no son posibles de alcanzar con contracciones voluntarias.
  • Más aguante. Los tratamientos de ejercicios pasivos cansan menos, por lo que se pueden hacer más repeticiones sin sensación de fatiga.
  • Aumento de fuerza y masa muscular. Esto se debe a lo que se trabaja principalmente son los músculos, por encima de las articulaciones. También se mejora la fuerza y la resistencia.
  • Mínimo riesgo de lesiones. Con la electroestimulación se consigue reducir considerablemente el riesgo de sufrir una lesión al no hacer ejercicios complicados ni ser mínimamente peligroso.
  • Mejora de la vascularización / capilarización. Está demostrado que este tratamiento ofrece una elevación de la circulación sanguínea, así como del riego linfático.
  • Aumento de la elasticidad muscular.
  • Eliminación de toxinas. Como con cualquier otro tipo de ejercicio, el ejercicio muscular es muy útil para eliminar las sustancias tóxicas del cuerpo.
  • Relajación muscular en periodos de estrés, lo que lleva aparejada una disminución del dolor.
  • Eliminación de la grasa en la cintura, glúteos y abdomen.

Todas estas ventajas hacen que contar con un electroestimulador profesional no sea sólo una cuestión de belleza, sino que se utilice también con fines terapéuticos. De hecho, es muy usado por los fisioterapeutas para tratar la atrofia muscular derivada por algún tipo de lesión musculoesquelética que afecte a huesos, músculos, ligamentos, tendones o ligamentos.

¿Cuántas sesiones? ¿Cuánto tiempo entre sesiones?

La duración del tratamiento no debe ser nunca superior a 60 minutos. Si es necesario repetir el tratamiento en una misma zona, se deberá tomar un descanso de al menos 2 horas. Es recomendado dejar 24/48h entre sesión y sesión para recuperar la zona tratada.

Mantenimiento de los equipos:

Durante el tratamiento los electrodos se pueden manchar debido a la utilización de diferentes geles o suciedad. Con la finalidad de no reducir las propiedades del tratamiento se debe llevar a cabo una limpieza constante en la superficie del electrodo.

Indicaciones para el uso

  • Beber abundante agua y reposar durante los 10-15 minutos posteriores al tratamiento.
  • No apretar con demasiada fuerza los cinturones elásticos ya que se pueden producir pellizcos en la piel del cliente. Por otra parte, dicho cinturón no debe estar demasiado flojo para no reducir el efecto del tratamiento.
  • Si durante el tratamiento alguno de los electrodos se suelta de la piel del paciente, pulse el botón “START/STOP” para detener el aparato. Volver a colocar correctamente el electrodo antes de continuar con el tratamiento.
  • Si algún electrodo se coloca sobre una herida en la piel, el paciente notará cierto malestar. Para evitarlo se debe colocar el electrodo encima de un vendaje.
  • Cuando sea necesario realizar un ajuste de la intensidad de salida, se deberá aumentar paso a paso y bajo ningún concepto se realizará repentinamente

Contraindicaciones

  • No colocar los electrodos en zonas próximas al corazón o sobre venas inflamadas o dilatadas.
  • No está permitido utilizar este instrumento en las siguientes personas:
  1. Personas equipadas con marcapasos
  2. Personas con arritmia
  3. Personas con epilepsia
  4. Mujeres embarazadas
  5. Personas con problemas en el estomago, hígado o riñones

© 2021 - MaterialEstetica

Paypal Mastercard Click Canarias Visa Klarna